5 diferencias entre PyMEs y Startups

Si bien las Pymes y las Startups se asemejan en el sentido de que ambas representan estructuras pequeñas y que para desarrollarlas se necesita tener una idea de negocio, educación financiera, marketing, asesoramiento legal y capital, las diferencias que marcan a estos dos tipos de organización empresarial son tan trascendentales que la diferencia entre una y otra son más grandes que las similitudes. 

En este artículo presentaremos las razones por las cuales consideramos que las Startups y las Pymes tienen objetivos, organizaciones y son fundamentalmente diferentes entre sí:


1. Mercados a los que apuntan:

Por lo general las Pymes apuntan a mercados más tradicionales. Es decir que buscan aplicar modelos de negocios tradicionales, o no muy alejados de lo comúnmente conocido, para aplicarlos en mercados existentes y que ya saben que funcionan. 

¿Cuáles serían esos mercados? 

  • Locales comerciales
    • Venta de Bicicletas
    • Ferretería
    • Etc.
  • Distribución de alimentos
  • Servicios industriales
  • Entre otras

Por el otro lado, las Startups apuntan a transformar mercados o a ingresar en mercados que aún no existen, o, si existen, que tienen mucho camino por desarrollar. La búsqueda de innovar y cambiar la forma en la que vivimos y comerciamos es la razón principal por la cual las Startups buscan ingresar en determinados mercados. 

¿Qué diferencia hay entre el mercado de la Pyme y el de la Startup? 

Por ejemplo, una Startup, en lugar de poner un local que venda bicicletas, desarrolla una plataforma digital que permite que en lugar de que tengas que tener tu propia bicicleta, compartas la bicicleta con la comunidad y únicamente pagues por el uso que le das. 


2. Pensamiento de corto y de largo plazo:

Siendo que las Pymes tienen un modelo de negocios tradicional y por lo tanto conservador, su visión de negocios es buscar obtener ganancias en el corto plazo. Típicamente una Pyme se monta con el objetivo de poder vivir de los beneficios que da. Al desarrollar una PyME se espera obtener ganancias en el primer año, o a lo sumo en el segundo año.

Por el otro lado, como las idea de negocios de las Startups representan mucho riesgo debido a que buscan transformar diferentes mercados y encontrar soluciones a problemas difíciles, necesariamente su visión debe ser a largo plazo. Esto es porque los fundadores de las Startup saben que su idea no podrá ser desarrollada de la noche a la mañana, sino que deben encontrar la manera de que la idea que desarrollan se imponga frente a la realidad. En ese sentido, las Startups están dispuestas a resignar ganancias de corto plazo, incluso ir a pérdida, con tal de lograr consolidar el negocio en el largo plazo.


3. Diferencias en la forma de crecimiento:

La idea general de las Pymes es tener un negocio que se sostenga en el tiempo sin demasiados altibajos, por lo que su forma de crecimiento suele ser lenta y horizontal. Debido a que las Pymes no buscan revolucionar los negocios, mientras el negocio siga funcionando y ayude a suplir las necesidades del corto plazo, la Pyme no va a tener muchos intereses en buscar un crecimiento veloz debido a que eso le podría representar más riesgo de lo que están preparadas para soportar.

Sin embargo, las Startups buscan crecer a una gran velocidad y exponencialmente. Esto se debe a que el mercado y el problema para el que se crean no se encuentran ya establecidos, si no que están en constante cambio y crecimiento. 


4. Trabajo a nivel local vs. trabajo a nivel global: 

Por lo general, las ideas de negocios de las Pymes son implementadas a nivel local o a lo sumo a nivel nacional. Debido a que su modelo de negocios es tradicional y que no buscan crecer exponencialmente, la mayoría de las veces buscan explotar mercados locales, y por lo tanto crean empleo a nivel local.

Por el otro lado, la visión de las Startups suele nacer con una visión a nivel global. Si bien las Startups comienzan consolidándose en el mercado local por una cuestión que es el mercado que conocen, suelen buscar expandir su negocio primero a nivel regional y después a nivel global una vez que lograron consolidarse a nivel global. Además, las Startup, al igual suelen generar mucho trabajo a nivel local, ya que generalmente mucho del producto se desarrolla a nivel local, pero también crean empleos a nivel global.


5. Estrategias de financiamiento:

Por lo general las Pymes se fondean con métodos tradicionales de financiamiento, sean estos ahorros propios de sus fundadores o préstamos tanto bancarios como de amigos o conocidos. Suelen iniciar con una buena base de capital y luego financian la compañía con las propias ganancias que va generando el negocio en el corto plazo.

Por el otro lado, y como vimos en el artículo sobre las fuentes actuales de financiamiento, las Startups suelen necesitar mucho menos capital para arrancar a gestionar la idea. Inicialmente, al igual que las Pymes, los fundadores pueden comenzar utilizando fondos propios para desarrollar la idea o de amigos o familiares, aunque no suelen optar por la alternativa de préstamos bancarios, debido a que prefieren no tener deudas al inicio del desarrollo. Asimismo, a medida que la Startup va desarrollando su negocio y aumentando la valuación, suele acudir a inversores calificados tales como Inversores Ángeles, Incubadoras, Aceleradoras o fondos de Venture Capital que les inyectan capital a riesgo para que puedan desarrollar el negocio y lograr obtener un retorno a las 5 o 7 años cuando la Startup haya crecido los suficiente como para empezar a dar ganancias, sea adquirida por otra compañía o realice una oferta pública de sus acciones. 


Estas han sido las 5 diferencias que creemos que son las más fundamentales entre las Startups y las Pymes. Creemos que es importante conocerlas para entender el funcionamiento de las dos formas de organización comercial y comprender mejor el trasfondo de la conversación cuando se está hablando de Pymes o de Startups.

Deja un comentario