¿A qué se dedican los Inversores Ángeles?

Existen varios tipos de inversores ángeles: 

  • Dueños de PyMEs
  • Cargos jerárquicos de Grandes Compañías o Multinacionales
  • Emprendedores exitosos

En este artículo nos vamos a centrar en los últimos del listado, los emprendedores exitosos, personas que tuvieron una salida exitosa de algún emprendimiento que fundaron en el pasado y que con los fondos recibidos se dedican a invertir y ofrecer distintos servicios de mentoreo e incubación, entre otros, a Startups que se encuentran en una etapa de desarrollo temprana.

Las Startups en las que generalmente invierten los inversores ángeles tienen menos de 3 años desde su creación, tienen muy poca o nada de tracción y están en búsqueda de encontrar un producto que al menos un grupo de personas encuentre fascinante. Este grupo de personas es conocido como los “early adopters”. 

Según comenta Jason Calacanis, inversor ángel de Uber, las mejores Startups en las que suelen invertir los inversores ángeles son en aquellas que conllevan una cierta locura, porque “si sus modelos de negocio no se vieran completamente locos, entonces todo el mundo querría invertir ahí y no habría necesidad que haya inversores ángeles. De hecho, el término “inversor ángel” se utiliza para describir a aquellos inversores que ayudan a los fundadores cuando más lo necesitan – cuando nadie más los quiere ayudar”.

El objetivo del inversor ángel es invertir el dinero para obtener un retorno exponencial. Los dos escenarios en los que el inversor ángel va a obtener un retorno son si la Startup es adquirida por una compañía más grande o si realiza la oferta pública de sus acciones. Por eso los inversores ángeles también proveen servicios de mentoría y de incubación para ayudar a que la Startup obtenga los resultados esperados.

La pregunta entonces es, si el objetivo de los inversores ángeles es obtener una ganancias en alguna adquisición u oferta pública de las acciones, ¿Por qué suelen invertir en Startups cuyos planes de negocio conllevan un cierto nivel de locura, mejor traducido como alto riesgo? La respuesta a esta pregunta viene dada por la característica principal que tienen las Startups que es que buscan encontrar soluciones a problemas difíciles que a primera vista pueden parecer demasiado idealistas para ser considerados como un negocio rentable. Si la Startup tuviera un plan de negocios que permitiera ver claramente que van a haber ganancias, esa Startup tendría acceso a capitales ilimitados. Pero generalmente las Startups no presentan un plan de negocios que vaya a asegurar la ganancia de sus inversores, por lo que generalmente acuden a los inversores ángeles que son capaces y están calificados para asumir el riesgo de invertir en ellas. Claro está que si el riesgo de inversión es alto, entonces el retorno de la inversión también va a ser alto. Veamos algunos ejemplos.

En sus inicios, Startups como Apple, Google o Facebook contaban con equipos muy pequeños y con un plan de negocios que no podía asegurar que se iban a convertir en lo que finalmente se convirtieron. En el caso de Apple, Mike Markkula invirtió en mediados de los ochenta US$ 250.000 por un tercio de la compañía y se convirtió en su tercer empleado. Andy Bechtolsheim invirtió US$ 100.000 en Google incluso antes que crearán la sociedad. En el caso de Facebook, Peter Thiel invirtió US$ 500.000 a una valuación de US$ 5 millones. 

Todos sabemos como terminaron esas inversiones y los retornos que generaron para sus inversores.

Los ejemplos mencionados anteriormente representan inversiones realizadas en momentos donde no era muy seguro o probable que las Startups fueran a lograr el éxito actual. Esas Startups no contaban con un acceso ilimitado a fondos sino que tuvieron que acudir a inversores ángeles que estuvieron dispuestos a tomar el riesgo con el objetivo de eventualmente obtener retornos exponenciales.

Hay dos características con las que cuentan los inversores ángeles que les permiten realizar este tipo de inversiones riesgosas. Por un lado, como explicamos al principio, los inversores ángeles generalmente fundaron algún tipo de negocio exitoso en el pasado por lo que se pueden relacionar más fácilmente con una Startup que busca fondos para desarrollar su negocio. Y, por el otro lado, como el inversor ángel conoce la situación de la Startup, y más precisamente la de sus fundadores, cuenta con la capacidad de empatizar con el fundador y puede reconocer cuando un fundador y su equipo son capaces de lograr los objetivos que se proponen. 

En definitiva, podemos decir que los inversores ángeles representan un eslabón fundamental en la cadena de desarrollo de una Startup. Por un lado porque son las primeras personas que confían plenamente en el proyecto que se encuentra desarrollando la Startup y les da la posibilidad de acceder a fondos cuando nadie más (o casi nadie) se las da. Y, cómo los inversores ángeles entienden la situación en la que se encuentran las Startups en sus inicios, se encuentran capacitados para acompañarlos durante todo el trayecto para ayudarlas a que se conviertan en grandes compañías. 

Para concluir con la pregunta inicial, ¿a qué se dedican los inversores ángeles? 

Los inversores ángeles se dedican a identificar, apoyar e invertir en Startups que se encuentran en una etapa de desarrollo temprana, cuyo plan de negocios presenta una idea fuera de lo convencional, pero que por el nivel de capacidad y convencimiento del equipo fundador, esa idea no sólo revolucionará el mercado en caso que sea exitosa, sino que generará para el inversor ángel retornos exponenciales.

Deja un comentario