Lo que tenes que saber antes de invertir en BACE

Es importante que entiendas algunas cosas antes de convertirte en inversor ángel en BACE.

Nos tomamos muy en serio la transparencia con la que decidimos abrir esta plataforma y queremos que nuestros usuarios entiendan qué pueden esperar al invertir en empresas de reciente creación y cuáles son los riesgos de esta inversión.


El perfil del inversor ángel

Inversor ángel es el inversor que destina parte de su dinero al desarrollo de emprendimientos innovadores. Invierte en el potencial de los emprendedores y su idea de negocio, recibiendo a cambio una parte de la empresa.

La tarea más difícil de ser un inversor ángel es la evaluación y selección de los proyectos en los que se quiere invertir. Para esto, BACE se encarga de sólo presentar las mejores oportunidades de inversión, ayudando en el proceso de decisión de cada inversor.

No es necesario que tengas ningún tipo de experiencia para realizar este tipo de inversiones, aunque es recomendable que estés familiarizado con términos como rentabilidad y retorno de la inversión, entre otros.

Convertirte en inversor ángel implica asumir un determinado nivel de riesgo sobre tu inversión, pero a su vez este tipo de inversiones son las de mayor potencial de rendimiento. 

La aversión al riesgo es el nivel por el que una persona toma una decisión centrándose más en el riesgo de fracaso que en el beneficio del posible éxito. Quien no tenga aversión al riesgo o acepte un nivel elevado de riesgo, podrá ver una oportunidad donde los demás ven una amenaza. 

Por ejemplo, si una inversión perdió un 25% de valor en los últimos 3 meses.

  • Para los inversores que tengan un perfil más conservador, es decir una mayor aversión al riesgo, será una señal para retirarse vendiendo sus participaciones y asumiendo un porcentaje de pérdida. 
  • Los que se comportan de una forma neutral ante el riesgo, probablemente mantengan sus posiciones esperando una mejora del valor. 
  • Los inversores con menor aversión al riesgo verán la oportunidad de comprar más participaciones a un precio menor, aprovechando la oportunidad y esperando que el valor crezca nuevamente haciendo valer aún más su inversión. 

No existe un nivel de aversión al riesgo correcto, ni un tipo de inversor ideal. Lo que es importante es que sepas qué tipo de inversor sos, para que no te afecten las altas y bajas que el proyecto pueda tener y tomes las decisiones basándote en lo que a vos te deje más tranquilo.


La oportunidad de invertir en emprendimientos de alto potencial

Aventurarse en la creación de una nueva empresa no es un desafío fácil. 

La tasa de emprendimientos de alto potencial que fracasan es sustancialmente más alta de las que logran evolucionar positivamente, logrando ser rentables e incrementar su valor. 

Muchos emprendimientos no llegan a pasar el famoso “valle de la muerte”. 

La buena noticia es que los emprendimientos que logran pasar su primera etapa, y en especial los que tienen algún tipo de innovación (llamados startups), registran crecimientos exponenciales que se materializan con grandes retornos para quienes se animaron a invertir en ellos. 

Teniendo como objetivo principal hacer que el emprendimiento sobreviva los primeros dos años de existencia, los fundadores usualmente toman la decisión de destinar todos los recursos y ganancias de los primeros años a hacer crecer la empresa hasta que alcance un crecimiento sostenible en su modelo de negocio. 

A partir del momento en que el emprendimiento logra un posicionamiento sólido en el mercado y una validación de su idea de negocio ventas considerables, es posible que los inversores comiencen a recibir dividendos (parte de las ganancias proporcionales a las acciones que tengan en la sociedad). Esto no suele ocurrir hasta después de los 3 años de actividad de la startup, y quizás ni aún en ese momento debido a objetivos más ambiciosos de crecimiento de los fundadores.

Por todo esto, es recomendable que tus expectativas a la hora de invertir en empresas de reciente creación sean la de lograr una rentabilidad a partir del tercer año en que el emprendimiento fue creado.


Ampliación de Capital

Es probable que las empresas que hayan recibido fondos a través de BACE y su comunidad de inversores comiencen a lograr crecimiento y busquen nuevas rondas de financiamiento más grandes realizando una ampliación de capital. 

Una ampliación de capital consiste en ofrecer un nuevo porcentaje de la empresa a una nueva valuación y donde los integrantes del 100% de la empresa anteriormente, se diluyen (es decir disminuyen su porcentaje de participación pero con una valuación superior)  dándole un lugar a los nuevos inversores.

Por ejemplo, los fundadores tienen el 90% de la empresa y los inversores que participan a través de BACE tienen el 10% en total. La empresa sale a buscar un nuevo fondeo más grande que el recaudado en BACE y consigue un gran inversor que aporta una suma importante de dinero por el 10%.

En vez de que los fundadores le cedan 10% de sus participaciones, se hace una ampliación de capital en la que el nuevo inversor se queda con el 10%, los fundadores con 81% y los inversores de BACE con 9%. Esto no significa que los inversores de BACE perdieron dinero, todo lo contrario. Como los fundadores reevaluaron la empresa, y un gran inversor aceptó invertir a una valuación superior, es un indicador de que la empresa tiene un valor superior y que por ende, cada acción que tenga cada inversor vale más.


Diversificación y Criterios de inversión

Más allá del perfil de inversor que tenga cada uno, es recomendable diversificar, en donde la inversión en startups o emprendimientos a través de esta plataforma represente una porción del total del dinero disponible para invertir.

A su vez, recomendamos invertir en más de un emprendimiento dentro de la plataforma. Al diversificar en la cantidad de proyectos, e industrias, también diversificarás el riesgo que estás asumiendo y aumentas las probabilidades de éxito. 

Algunos de los emprendimientos pueden no llegar a los 3 años de vida, mientras que otros pueden generarte un retorno de la inversión de más de 10 veces lo que invertiste. 

Si invertis en 10 emprendimientos, y los conservas sin vender a través del mercado secundario, sólo tendrías que esperar a que 1 de esos 10 emprendimientos tenga éxito, lo que te permitirá recuperar la pérdida de los otros 9. Aunque esta estadística de 9 fracasos de 10 es bastante negativa, nos permite graficar bien el escenario en el que diversificando es una buena forma de mitigar riesgos en este tipo de activos.

Es importante aclarar que la inversión que haga cada usuario es libre y a conciencia, por lo que ni los emprendedores ni BACE podrán hacerse responsables del fracaso de un proyecto devolviéndole el dinero a los inversores del mismo.

Es importante ser consciente a la hora de invertir, y por lo tanto no hacerlo con dinero que, en caso de perderlo, afecte tu calidad de vida.


Invirtiendo a través de la Plataforma BACE

BACE es una Plataforma de Financiamiento Colectivo donde diferentes emprendedores presentan sus proyecto a la comunidad inversora y reciben inversiones a cambio de un porcentaje de la participación societaria de la empresa, la cual puede ser transaccionada en cualquier momento en el mercado secundario de la plataforma.

Además BACE ofrece una herramienta única en este tipo de inversión, el mercado secundario previamente mencionado, que da la posibilidad de obtener ganancias y hacer líquida la inversión antes que el emprendimiento comience a repartir dividendos. 

En el Mercado Secundario el dueño de las acciones de un proyecto puede ofrecerlas a la comunidad inversora de BACE. Si el momento y el precio es adecuado aparecerán interesados en comprarlas. 

De esta forma el inversor ángel podrá hacer líquida su inversión y probablemente ganar dinero sin tener que esperar a los años que una inversión de esta característica requiere tradicionalmente.


Y no te olvides que en BACE #InvertimosTodos.

El equipo de BACE

Deja un comentario